domingo, mayo 21, 2006

Adios mi Waren

Partió hace 2 semanas luego de haber gozado de una buena vida durante casi 14 años. Lo elegimos entre 3, el único jaspeado entre sus oscuros hermanos. Este schnauzer enano llegó a una casa donde alguna vez hubo un par de ardillas y sería todo respecto a mascotas. La experiencia era nueva para todos. Estuvo punto de ser expulsado en varias oportunidades (ropa y muebles roídos, alfombras manchadas y mordeduras varias), pero siempre se salvó. Nadie fue capaz de renunciar a esa mirada dulce.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Su naturaleza era la de un perro guardián, pese a que su porte no lo ayudaba mucho, su ladrido incesante podría llegar a sacarte de quicio. La fuerza de sus dientes dejó marcas imborrables inclusive en la nariz de mi padre que, a pesar del encontrón, nunca dejó de quererlo. Pese a estos detalles Bam Bam cambió nuestras vidas para siempre. Parecía comprender la pena de quien lloraba o estaba triste… ahí estaba él, pegado al que sufría, dando y demandando cariño. Al llegar de un viaje de un par de días corría a recibir al recién llegado con toda la alegría que podía expresar. Podía pegar sus desconocidas pero ni un solo día dejó de recibir una caricia. Se bañaba todos los domingos, tenía su cama en un rincón de la cocina y se paseaba por todos los rincones de la casa. Le gustaba jugar con su pelota y nunca le gustaron los huesos... tenía gustos refinados el niño. Invitado obligado a viajes fuera de Santiago y vacaciones, no se le podía dejar solo porque nadie ajeno a la familia pudo alguna vez darle un plato de comida. Con el paso de los años y el deterioro de su salud ese panorama fue cambiando, en la última etapa a penas reclamaba con la visita de un extraño.

Empezó a quedar ciego, a perder el pelo, pero su esencia era la misma. Un perro fiel a su familia, querendón. En febrero sufrió una especie de derrame cerebral, y a pesar de que lo llevamos al mejor especialista en la materia nunca volvió a ser el mismo de antes. Caminaba chueco y a penas tenía autonomía para poder movilizarse por la casa. La llamita se iba a apagando. Eran varios los males que lo aquejaban y por más esfuerzos que hiciéramos no podíamos seguir extendiendo su agonía… el Waren nunca volvería a ser el mismo de antes. Mi madre y mi hermana decidieron sacrificarlo, la veterinaria dijo que no se podía hacer mucho más porque de un mal caería en otro. Todos nos despedimos, ya lo habíamos hecho cuando cayó enfermo en febrero. Ahora era para siempre. Los enterramos en el jardín de la casa, donde tanto le gustaba tomar el sol.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Su partida dejó un vacío inmenso. Con tan solo mirarlo los problemas pasaban a un segundo plano porque era tal la ternura que inspiraba que era imposible no acercarse a jugar con él o hacerle cariño. No me importaban mayormente los animales hasta antes de su llegada a nuestra casa, luego de ello mi percepción cambió completamente. Lo echo mucho de menos, todavía no me acostumbro a ver su rincón vacío. Estaba sufriendo y no podíamos permitirlo. Hubiera sido egoísta de nuestra parte. Fue hijo, hermano, guagua, mono, chancho, bestia, piraña, etc, etc. Para mi fue un rayito de luz que cambió mi vida para siempre. Claro que hay pena, el Waren formó parte importante de mi vida desde los 14 años… pero más que todo existe un cariño inmenso y una gratitud infinita, porque sin siquiera darse cuenta hizo mucho mi familia y por mí. Gracias mi Waren precioso, nunca, nunca te olvidaré.

PS: Waren: dícese del perro enano y peludo, capaz de moverse tan rápido como un ratón, escabullirse y hacer maldades.

lunes, febrero 27, 2006

El charango de Bono (U2 en Chile)

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Lo de ayer me tiene sin palabras. No sé cómo describir tanta emoción junta. El concierto de U2 fue increíble. Valió la pena cada peso gastado por esa entrada. No los vi el '98 y me había prometido que si volvían ahí estaría. Fui más fanática cuando lanzaron Achtung Baby, incluso grabé varios videos. Enamorada de Bono, por supuesto. Dejé de ser fan pero nunca les perdí la pista y su discografía siguió presente entre mis joyitas con cada nueva producción. Bono se convirtió en líder de la paz y las causas justas. Desde mi rincón periodístico internacional pude verlo en reuniones con el FMI, mandatarios y líderes. Pasó a ser una personalidad mundial más allá de su música. Por lo mismo quise conocerlo en sus dos facetas cuando viniera a Chile si el tiempo y el trabajo me lo permitían.

Esto de ser periodista en algunas ocasiones abre muchas puertas y ayer pude entrar a la ceremonia donde el Presidente Lagos le daría la "Orden al mérito artístico y cultural Pablo Neruda". Un salón atestado de periodistas y algunos invitados de honor como los vocalista de Saiko y Congreso. Primero el discurso del ministro José Weinstein con una completa biografía sobre el señor Paul David Hewson, que él mismo escuchaba ayudado por un fono de traducción simultánea. Luego la premiación. Lagos entregó la medalla y Bono la puso sobre su ojo izquierdo, gesto que fue celebrado por la concurrencia bajo una lluvia de flashes. Luego el líder de U2 destacó los avances del país de los cuales, dijo, se había dado cuenta desde el aeropuerto, cuando una carretera pudo llevarlo rápidamente a destino y destacó los avances de Chile.

Recitó "Llegó la poesía" de Neruda en inglés, de quien siempre se ha declarado admirador. Más tarde Lagos le regaló un charango con la condición de aprender a usarlo y tocarlo la próxima vez que venga a Chile. Bono se sorprendió con este instrumento de 10 cuerdas sobre todo porque ya Weinstein había dicho que cuando al galardonado le regalaron una guitarra se había preguntado cómo podría llegar a tocarla si tenía 6 cuerdas y sólo 5 dedos. Para deleite de muchos entre los que me incluyo, Lagos invitó a Horacio Durán de Inti Illimani para que le hiciera una breve demostración. Durán pudo haberse robado la película pero sólo tocó un par de acordes. Bono entusiamado agradeció sorprendido el gesto.


Free Image Hosting at www.ImageShack.us


Término de la ceremonia y comienza el caos periodísitico cuando el notero de CQC logra entregarle los anteojos del programa. Todos saltaron encima de Bono quien al parecer tenía la disposición de responder cada pregunta, firmar autógrafos, tomarse fotos y recibir regalos. Pero llegaron los guardaespaldas a despejarlo todo. Pude colarme por el lado contrario de los micrófonos y cámaras. Para ello tuve que pasar por el lado del Presidente y su señora que miraban el espectáculo casi sin moverse. Pensé en acercarme y felicitarlos a días de que dejen La Moneda... pero finalmente opté por fotgrafiar a Bono lo más cerca posible. Le di una palmadita en la espalda, "amigo Bono", pensé. Hasta que lo sacaron raudo del salón. Previo a ello una gringa hiperventilada y malas pulgas me miró amenazante y me dijo "No!" y yo sólo miraba cómo sacaban a este rock star apoyada en la pared con mi objetivo más que realizado.

Varios fans lo esperaban a la salida. El músico llegó hasta la puerta acompañado por el "presidente, Luisa y José", como llamó a las autoridades. Se subió a la van y saludó desde ahí a los presentes. Llegué hasta el lado contario, luego me siguieron algunos gráficos y logré un contacto visual y una sonrisa hacia mi cámara fotográfica. Muchos se quedaron atrás, tanto que cuando trató de recorrer la Plaza de la Constitución sobre la van varios periodistas se colgaron de la ventana del vehículo en movimiento impidiendo que los fans pudieran ver a su ídolo. Sólo uno de ellos pudo saltar el cerco policial y tocar a Bono... corría enfervorizado con un cintillo en la cabeza gritando "lo toqué... lo toqué".

Sé que muchos lo odian y piensan que todo es una pose la del líder de U2 y, ahora, de la paz. Me apreció sincero, preparado, sencillo y... mucho más bajito de lo que creía. Pero luego, en la noche durante el concierto, nuevamente me encontré con el Bono estrella, cuyo carisma puede encender un estadio repleto. Con su sola aparición con una chaqueta con la bandera de Chile estampada es capaz de desatar histeria y algarabía. Músicos extraordinarios Mullen jr, Clayton y The Edge. Un sonido espectacular, despliegue escénico único, repertorio bien elegido... no sólo música sino que también rico en mensajes.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us


Fue una fiesta de casi 80 mil personas que esperaron incluso bajo algunos goterones varias horas en el estadio, algunos durmieron por ahí para poder ingresar al Golden Circle y ubicarse junto al escenario. Yo desde mi cómoda aunque lejana ubicación en galería, que no impidió que viera y escuchara de manera óptima. Hasta el Presidente se animó a hacer la ola. Llegó a su palco minutos antes y fue ovacionado por el público. Merecidos beneficios presidenciales de los que tiene que disfrutar porque le queda poco en el mando.
Terminó el concierto y con un amigo nos preguntamos cómo podríamos superar lo que habíamos visto... concordamos en que sólo con U2 podría ser posible. El cansancio, la espera... nada importaba... estábamos felices.

(Las fotos de este post son de mi autoría)